Domingo 17 de Octubre de 2021

  • 20.3º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

8 de julio de 2020

La historia de un auto de alta gama que derivó en una causa por lavado de activos del narcotráfico

Una coupé BMW Z4 convertible en la que fue asesinado un cuñado del líder de la banda Los Monos abrió la puerta para que el fiscal Walter Rodríguez devele una trama de narcolavado y testaferros en la ciudad de Rosario.


Según la investigación, el auto fue adquirido por Martín Paz el 31 de agosto de 2012 en la agencia rosarina Natalio Automotores por un importe de 330 mil pesos, que el joven pagó “en efectivo” con dinero que llevaba en el baúl de otro automóvil.
Para el fiscal, el origen del dinero utilizado fue el proveniente del tráfico de drogas.

El vehículo, de color blanco, fue registrado el 5 de septiembre de ese año a nombre del empresario metalúrgico Roberto, quien al declarar ante la Justicia en la causa por el crimen del “Fantasma” dijo que prestó su nombre a cambio de reducir una deuda que mantenía con el joven.
Un día antes de iniciar el registro, Roberto solicitó “la expedición de cédulas de autorizados a conducir para Luis Alberto Paz y Martín Paz”, señaló el fiscal en la solicitud de indagatorias, a la que accedió Télam.

El 8 del mismo mes Martín Paz fue asesinado mientras conducía el BMW junto a su novia y su pequeña hija, por un sicario que disparó desde una moto, pero el hecho –atribuido a “Los Monos”- nunca fue esclarecido.
“Tanto la inmediata solicitud de cédulas azules para padre e hijo, como el homicidio del joven mientras se hallaba en el interior del vehículo, resulta indicativo de que en los hechos quienes disponían del BMW Z4 eran Martín Paz y Luis Alberto Paz, no obstante encontrarse registrado a nombre de Daniel Esteban Roberto”, sostuvo el fiscal.

El 18 de junio de 2013, Roberto presentó una denuncia de venta ante el Registro Nacional de Propiedad Automotor (RNPA) en la que declaró que el 10 de octubre de 2012 “vendió y entregó el vehículo a Luis Paz”.


De acuerdo a la investigación, el 13 de febrero de 2015 el empresario metalúrgico declaró ante el RNPA que tres días antes había comprado el BMW y el 19 del mismo mes presentó un “certificado policial de extravío de la célula verde”.
Según el fiscal, el 24 de febrero de 2015 “solicitó el levantamiento de la denuncia de venta por restitución del vehículo, como así también un duplicado de cédula por extravío”.

“Durante los primeros meses de año 2016 el vehículo pasó al patrimonio de Sergio Villarroel (luego condenado por narcotráfico), sin perjuicio de continuar registrado a nombre de Daniel Esteban Roberto”, sostuvo Rodríguez en su escrito, y completó el cuadro al señalar que el 19 de septiembre de ese año Roberto “presentó por segunda vez la denuncia de venta del vehículo el día 10/10/2012 a Luis Alberto Paz”.

Para el fiscal, esas idas y vueltas “resultan demostrativas de la voluntad de Luis Alberto Paz y Daniel Esteban Roberto de continuar con el plan criminal concebido originariamente, este es, disimular la verdadera calidad de propietario del bien que ostentaba el primero de los nombrados, de manera exclusiva a partir de la muerte de su hijo”.

COMPARTIR:

Comentarios