Viernes 26 de Febrero de 2021

  • 19.4º
  • Despejado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

18 de enero de 2021

Destacan el proyecto "Casas de Vida" de la fundación Wallenberg que preside Eurnekian

El programa "Casas de Vida" identifica a los no judíos que colaboraron para salvar vidas humanas durante el Holocausto y ya halló más de 300 sitios donde se ayudó a sobrevivir a perseguidos durante esos años en Italia, Francia, Grecia, Polonia, Dinamarca y otros países.



El director del Archivo Histórico de la Sección para las Relaciones con los Estados de la Secretaría de Estado del Vaticano, Johan Ickx, destacó hoy "el trabajo que hace la fundación Wallenberg para recuperar y mantener viva parte de la memoria del Holocausto" a través del proyecto "Casas de Vida" de la organización que preside el empresario argentino Eduardo Eurnekian.

Ickx, autor del reciente libro "Pío XII y los judíos" sobre los esfuerzos del entonces pontífice para ayudar a judíos perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial, calificó en diálogo con Télam como "muy importante" el trabajo de la fundación con su iniciativa "destinada a mantener vivo el recuerdo de las hazañas de rescate durante el Holocausto".

El programa "Casas de Vida", recordó, identifica a los no judíos que colaboraron para salvar vidas humanas durante el Holocausto y ya halló más de 300 sitios donde se ayudó a sobrevivir a perseguidos durante esos años en Italia, Francia, Grecia, Polonia, Dinamarca y otros países.

"La mayoría de las Casas de Vida son iglesias católicas, conventos, monasterios y escuelas, lo que hubiera sido imposible sin el aval del entonces Papa", planteó Ickx.

"Pío XII organizó toda una red de ayuda a judíos perseguidos, que en algunos casos incluso se refugiaron en lugares claves para el Vaticano como el complejo de la Basílica San Pablo Extramuros de Roma", sostuvo el autor.

A través del análisis de miles de documentos, Ickz muestra en el libro cómo durante el pontificado de Eugenio Pacelli (1939-1958) los esfuerzos del Vaticano, con el pontífice a la cabeza, estaban dirigidos "a salvar a cada ser humano, sin importar su color o credo".

Fundada en 1997 por un judío argentino, Baruj Tenembaum, la fundación destacada por Ickx lleva el nombre de un diplomático sueco, Raoul Wallenberg, desaparecido en enero de 1945, que salvó la vida de miles de perseguidos durante la II Guerra Mundial.

Su actual presidente es el empresario Eduardo Eurnekian y uno de los primeros miembros honorarios fue el entonces arzobispo porteño Jorge Bergoglio.

COMPARTIR:

Comentarios