Martes 30 de Noviembre de 2021

  • 20.3º
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

8 de enero de 2021

Mueren un policía de la Ciudad y un delincuente en un robo en Laferrere

El efectivo falleció en el hospital Simplemente Evita, tras recibir dos disparos por resistirse a un asalto pero hirió a uno de los ladrones, quien también murió en el lugar del hecho.

Un efectivo de la Policía de la Ciudad fue asesinado de dos disparos al resistirse a un robo y tirotearse con dos delincuentes, uno de los cuales murió baleado por el oficial, en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 4.30 de esta madrugada en las calles Olivieri y Da Vinci, de la mencionada localidad del oeste del conurbano, cuando el oficial Nicolás Romero Marino (28) esperaba el colectivo para ir a tomar servicio en el Barrio 31 de Retiro.

En ese momento, dos delincuentes intentaron asaltarlo y el policía se resistió y extrajo su arma, por lo que se inició un tiroteo.

Los voceros detallaron que Romero -que llevaba puesto solo el pantalón del uniforme y arriba ropa de civil- recibió un tiro en la garganta y otro en el tórax, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital Simplemente Evita, de González Catán, donde murió.

En tanto, uno de los delincuentes fue hallado muerto a unos 40 metros del lugar del hecho, donde cayó tras ser herido por el oficial, precisaron las fuentes.

Según las primeras pericias a cargo de efectivos de la comisaría 2da. de González Catán, el asaltante tenía unos 25 años, vestía un buzo negro con capucha y un pantalón deportivo, y recibió al menos tres disparos: uno en una pierna, en un muslo y el restante en el tórax.

Los investigadores indicaron que en una cámara de seguridad de un negocio cercano al lugar del hecho quedó filmado el momento en el que los dos delincuentes caminaban a la par y de repente regresan sobre sus pasos y uno de ellos cae al asfalto herido mientras el otro, con un arma corta, efectúa varios disparos.

Acto seguido, se ve cuando el asaltante que disparó intenta arrastrar a su compañero herido pero desiste y huye, añadieron las fuentes.

Según un vocero judicial, el delincuente tomó el arma de su compañero y también le disparó al policía.

En la escena del hecho los pesquisas hallaron la pistola reglamentaria del policía, una Bersa Thunder pro calibre 9 milímetros, y una mochila con elementos de trabajo.

El fiscal Marcos Borghi, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, ordenó diversas diligencias en el lugar del tiroteo y caratuló a la causa como "homicidio en ocasión de robo".

Fuentes judiciales señalaron a Télam que se hallaron 14 vainas servidas desparramadas en el lugar del hecho y que el policía tenía tres balas en el cargador de su arma reglamentaria.

En tanto, el fiscal espera el resultado de las autopsias del policía y delincuente para conocer cuál fue el calibre del arma utilizada por los asaltantes y saber en detalle los impactos que les provocaron la muerte a ambos.

Además los investigadores intentan identificar al ladrón muerto, añadieron las fuentes.

Tras conocer el hecho, el vicejefe de Gobierno y secretario de Seguridad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Diego Santilli, envió sus condolencias a los familiares del policía mediante su cuenta de la red social Twitter.



"Qué triste noticia. Nicolás Romero Marino, oficial de la @Policia_ciudad, fue asesinado en Laferrere al enfrentarse con dos delincuentes cuando esperaba el colectivo para ir a trabajar al Destacamento del Barrio 31. Mis condolencias para su familia y compañeros de la fuerza", escribió.



Por su parte, Marcelo D´Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad porteño, aseguró: "Hoy la sociedad pierde a un hombre de bien, un servidor público y de vocación de servicio, pero lo más triste es que hoy alguien perdió un amigo, un esposo y un padre. Lamento profundamente su muerte y le envío mis condolencias a sus seres queridos y los acompaño en este momento".






Un comerciante que conocía a Romero dijo esta mañana a TN que el policía siempre esperaba el colectivo para ir a trabajar frente al kiosco que atiende.

"Venía al kiosco a cargar la SUBE. Una lástima lo que le pasó", alcanzó a decir.



En tanto, otro vecino de la zona indicó que esperar el colectivo se tornó "imposible" por la gran inseguridad que hay en el barrio y aseguró que la policía "solo está cuando pasa algo".

COMPARTIR:

Comentarios