Lunes 1 de Marzo de 2021

  • 33.9º
  • Mayormente soleado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

24 de diciembre de 2020

Sin distancia social ni cuidado de protocolos, miles de personas fueron a comprar a Flores

La calle Bogotá, en su intersección con la avenida Nazca, fue cerrada al tránsito. Miles de personas asistieron este miércoles al lugar para hacer compras con una temperatura superior a los 30 grados.

“La cantidad de clientes disminuyó, pero ya nos resignamos. Es imposible competir con ellos, que te venden cosas similares a las tuyas, pero de menor calidad y a menor valor”, dijo el hombre de 32 años mientras se frotaba las manos con alcohol diluido al 70% con agua, un producto que los puestos de afuera no ofrecen a sus clientes.

Nelson (27), Belén (19) y Lourdes (24) esperaban a un cuarto amigo en la esquina de Bogotá y Nazca: los jóvenes, con tapabocas bien colocados viajaron a Flores desde Hurlingham para hacer compras para estas fiestas, pero no esperaban encontrarse con tanta gente.

“Vine porque acá la ropa es muchísimo más barata que por mi casa y quiero hacer unos regalos, pero también comprarme algo para mí”, dijo Belén, que aseguró que “durante la cuarentena” nunca salió a lugares masivos ni se juntó con amigos en lugares cerrados.



La mujer, de 32 años, es madre de cuatro niños que se quedan en su casa del barrio porteño de Caballito mientras ella sale a trabajar y, según precisó, para lograr obtener un lugar tiene que llegar a Flores antes de las 8 de la mañana y trabaja hasta las 20.

Un escenario similar al que se puede observar desde el lunes en Flores, se registró el fin de semana pasado en la feria de La Salada, de la localidad bonaerense de Lomas de Zamora, en donde según imágenes que se viralizaron en las redes sociales, miles de personas pugnaban por ingresar a los distintos predios, sin distanciamiento social, ni protocolos sanitarios adecuados.

COMPARTIR:

Comentarios